AMI organiza dentro de la Feria Genera 2019 la jornada: “Políticas y actuaciones de las Administraciones Públicas en la contratación de servicios energéticos”.

AMI, Asociación que agrupa a las principales empresas de servicios energéticos, organiza esta jornada, que se celebrará el jueves 28 de febrero a las 11.00 horas en la sala N117+N118 de IFEMA. El acto se plantea como una gran oportunidad para conocer los planes y actuaciones de entidades estatales y autonómicas en materia de eficiencia energética, especialmente en lo relacionado con la contratación de servicios energéticos.

La jornada será inaugurada por D. José Andrés Elízaga, Presidente de AMI y contará con la asistencia de D. Pedro Prieto, Director de Ahorro y Eficiencia Energética del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía; Dª Marta Gudiol i de Castellarnau, Responsable de la Unidad del Plan de Eficiencia Energética de Cataluña del Instituto Catalán de la Energía; Dª. M. Ángeles López Amado, Directora General de Arquitectura y Vivienda de la Junta de Extremadura; D. Cosme Segador, Director de la Agencia Extremeña de la Energía; D. Jose Antonio González, Subdirector General de Promoción Industrial y Energética de la Comunidad de Madrid y D. Roberto Getino, Jefe del Departamento de Ahorro y Eficiencia Energetica del Ente Público Regional de la Energía de la Junta de Castilla y León.

Finalizará la jornada con una mesa redonda moderada por D. Fco. Javier Sigüenza, Secretario General de AMI.

(Fuente: IDAE)

 

Programa 

Anuncios

El Gobierno aprueba un plan de ayudas para favorecer la movilidad sostenible

Se destinan 45 millones de euros a incentivar la compra de vehículos alternativos, instalar infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas e implantar Planes de Transporte a los Centros de Trabajo

Una segunda línea de 15 millones se dedicará a apoyar proyectos singulares en ciudades patrimonio de la humanidad o islas

El programa de ayudas, coordinado por el IDAE, será gestionado por las comunidades y ciudades autónomas

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, ha aprobado el Real Decreto 72/2019, de 15 de febrero,  por el que se regulan las bases del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (MOVES), dotado con 45 millones de euros y dirigido a incentivar la compra de vehículos alternativos, instalar infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, el desarrollo de incentivos para implantar sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y la implantación de medidas recogidas en Planes de Transporte a los centro de Trabajo.

Adicionalmente a este programa, se habilitará con posterioridad una línea de 15 millones de euros destinada a apoyar proyectos singulares de movilidad sostenible que trabaje sobre ciudades patrimonio de la Humanidad, municipios con alto índice de contaminación o ubicados en islas, o proyectos de innovación en electromovilidad.

Los importes de las ayudas para la adquisición de vehículos oscilan entre los de 700 euros para motos eléctricas y los 15.000 euros para la compra de camiones y autobuses con propulsión alternativa. Las ayudas para la compra de vehículos ligeros eléctricos se sitúan en torno a los 5.000 €.

En paralelo, se exigirá fabricantes, importadores de vehículos o puntos de venta un descuento mínimo de mil euros en la factura, excepto para las adquisiciones de cuadriciclos y motos. Así, el beneficiario de la ayuda estatal también verá apoyada la adquisición de un vehículo alternativo contará con un incentivo adicional para apostar por la movilidad sostenible.

Las ayudas a los vehículos de gas, quedan reservadas para camiones y furgones, dado que todavía no existen alternativas tecnológicas vinculadas a la electrificación.

En cuanto a los puntos de recarga eléctrica de vehículos eléctricos (públicos y privados) y a los sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas, las ayudas serán de un 30 % o un 40% del coste subvencionable, dependiendo del tipo de beneficiario, estableciéndose un límite de 100.000 euros.

Por último, MOVES establece un límite de 200.000 euros de ayuda por beneficiario para la implantación de medidas de Planes de Transporte a los Centros de Trabajo con una ayuda del 50% del coste subvencionable.

Las ayudas- podrán ser cofinanciadas con recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y no son compatibles con otras ayudas, de cualquier otra administración, que tengan la misma finalidad.

Reparto territorial

Pueden ser beneficiarios de las ayudas MOVES profesionales autónomos, personas físicas, comunidades de propietarios, empresas privadas, entidades locales y las entidades públicas vinculadas a ellas, las administraciones de las comunidades autónomas y otras entidades públicas vinculadas a la Administración General del Estado.

El programa MOVES será coordinado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), y gestionado por las comunidades y ciudades autónomas, que deberán realizar convocatorias en sus respectivos territorios. El criterio de reparto de consensuará en la Conferencia Sectorial de Energía, órgano de coordinación entre el MITECO y las administraciones autonómicas en materia energética.

El presupuesto asignado a cada comunidad o ciudad autónoma deberá dedicarse entre un 20% y un 50% para la adquisición de vehículos alternativos; entre un 30% y un 60% para implantación de infraestructuras de recarga, estableciéndose que un mínimo del 50% sea para puntos de recarga rápida o ultrarrápida. Una horquilla entre el 5% y el 20% deberá destinarse a la implantación de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y hasta un 10% a la implantación de medidas contenidas en Planes de Transporte a los Centros de trabajo.

La partida de 45 millones destinada a MOVES fue consignada al IDAE en los presupuestos de 2018 con el objeto de financiar “actuaciones de apoyo a la movilidad basada en criterios de eficiencia energética, sostenibilidad e impulso a energías alternativas, incluida la disposición de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos”.

Por su parte, la línea de 15 millones dedicada a presupuestos singulares proviene de una partida finalista de 10 millones asignada para tal fin al IDAE en los presupuestos de 2017, y que no fue ejecutada en su momento, y una segunda partida de 5 millones prevista en los presupuestos del pasado año.

(Fuente: IDAE)

La Junta recibe 14 solicitudes de ayuda para la fabricación de biocombustibles sólidos y carbón vegetal, con una inversión que superará los 34 millones

La Consejería de Economía e Infraestructuras ha recibido 14 solicitudes de ayuda al amparo del decreto aprobado a mediados del mes de octubre de 2018, para la creación, mejora y ampliación de establecimientos industriales dedicados a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal de residuos agrícolas, incluidos los pellets y el carbón vegetal, y la adaptación de otros establecimientos industriales para la misma finalidad.

Esta línea de ayudas novedosa en España, puesta en marcha con objeto de dinamizar la actividad económica en el medio rural, ha contado con 12,14 millones de euros procedentes de los Fondos Europeos Agrarios de Desarrollo Rural, FEADER, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020.

Mientras que la cuantía de la subvención se estableció en el 30% de la inversión subvencionable, con un máximo de 2 millones de euros por establecimiento industrial.

En conjunto, 12 de los 14 proyectos invertirán 33.672.092,24 millones de euros, de los que 7.863.134,77 millones los aporta la Consejería de Economía e Infraestructuras. Esto supone el 65% del total presupuestado.

La mayor inversión corresponde a tres proyectos para la fabricación de pellets, con un importe global de alrededor de 22 millones de euros. Estas tres nuevas plantas, que se ubicarían en Caminomorisco y Moraleja, en la provincia de Cáceres, y Herrera del Duque (Badajoz), podrían producir alrededor de 175.000 toneladas de pellets anuales.

El grueso de las solicitudes es para actuaciones de mejora y ampliación o creación de nuevo establecimiento para la fabricación de carbón vegetal, todos ubicados en la provincia de Badajoz. Y una para trituración y preparación de astilla a partir de la biomasa.

VALORACIÓN POSITIVA

En Extremadura se generan grandes cantidades de biomasa residual procedente de cultivos agrícolas de arroz, tomate, frutales, olivos, viña, tabaco, etc., y de biomasa forestal de monte y dehesa, que hasta ahora no ha sido aprovechada mientras que supone un problema su eliminación.

Por ello, en opinión del director general de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruiz, este tipo de biomasa es una “muy buena opción” porque su uso como combustible, muy utilizado en calderas para el hogar, no daña el medio ambiente, siendo además “uno de los sectores que más empleo genera”.

De este modo, asegura el director general, “ligamos varios factores que son prioritarios para la Junta de Extremadura como son el fomento de las energías renovables y la lucha contra el cambio climático, la creación de empleo y el mantenimiento de la actividad económica en el medio rural”.

Actualmente la producción de pellet es meramente testimonial en Extremadura, con tres fábricas de pellets que solo produjeron 2.500 toneladas en 2016. Existen también tres empresas productoras de astillas, dos en Badajoz y una en Cáceres, cuya capacidad de producción oscila entre las 10.000 y las 30.000 toneladas anuales.

Con esta actuación, ligada fundamentalmente con el medio rural, la Junta de Extremadura espera dar un impulso en la política de desarrollo de la región hacia una economía sostenible y eficiente en el uso de los recursos, en línea con la ruta marcada por Europa.

(Fuente: Junta de Extremadura)

La Junta de Extremadura licita la instalación de un equipo autoconsumo en el edificio administrativo de Morerías, en Mérida

La Consejería de Economía e Infraestructuras ha publicado una licitación para el montaje de placas fotovoltaicas en la cubierta del edificio administrativo de varias consejerías de Morerías, ubicadas en el Paseo de Roma de Mérida, destinadas para el autoconsumo eléctrico.

El proyecto forma parte de las actuaciones que la Junta de Extremadura está desarrollando para propiciar el ahorro energético en sus edificios. Y consiste en la instalación de una planta fotovoltaica formada por 280 módulos fotovoltaicos, de una potencia nominal 335 Wp cada uno, generando una potencia total solar de 93,8 kWp en autoconsumo.

La instalación ocupará una superficie de 547 metros cuadrados y puede llegar a producir 158.100 kWh/año, consiguiendo un ahorro de emisiones de gases de efecto invernadero de 62 toneladas de CO2 y un ahorro anual estimado en la factura eléctrica, del edifico administrativo de varias consejerías, de un 4,3 por ciento.

En opinión del director general de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruiz, la Junta de Extremadura debe tener una actitud “ejemplarizante” en esta materia, tomar medidas para ganar en eficiencia energética y a la vez “dinamizar un sector económico, que ganará protagonismo en las siguientes décadas y generará nuevos empleos”.

Asimismo, Ruiz recuerda que se ha puesto en marcha la Estrategia de Eficiencia Energética de los Edificios Públicos, que contempla 59 actuaciones, que movilizarán un total de 229 millones de euros para la construcción y renovación del parque de edificios de la Administración regional. Y que, por cada millón de euros que se invierte en la rehabilitación y remodelación de infraestructuras para hacerlas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, “se crean alrededor de 64 puestos de trabajo”.

El 27 de febrero es el plazo máximo para la presentación de solicitudes para acceder al contrato de la obra en el edificio de Morerías, inicialmente valorado en 169.000 euros, financiada a través del proyecto europeo Idercexa, y con un plazo de ejecución de un mes y medio.

(Fuente: Junta de Extremadura)

La Junta de Extremadura constituye el Comité de Coordinación y Evaluación de la Estrategia del Vehículo Eléctrico

El director general de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruíz, ha presidido este lunes en Mérida una reunión con responsables del área de las distintas administraciones públicas para la creación del Comité de Coordinación y Evaluación de Estrategia para el Impulso del Vehículo Eléctrico de Extremadura, órgano encargado de unificar los criterios de actuaciones comunes en relación con la movilidad eléctrica en la región.

En este comité están representadas las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz, la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (FEMPEX) y ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de Extremadura.

Según ha explicado director general, la creación del Comité supone el ‘pistoletazo de salida’ de la Estrategia del Vehículo Eléctrico, pero realmente “llevamos muchos meses de trabajo intenso analizando qué medidas serán prioritarias poner en marcha en esta primera fase y, para una buena gobernanza, queremos contar con todas las partes implicadas en el desarrollo de la movilidad eléctrica en la región y que cada administración planifique y desarrolle su tarea en coordinación con el resto”.

Asimismo, la Estrategia tendrá en especial consideración el asesoramiento que las diputaciones provinciales y la Junta de Extremadura podrán prestar a los municipios de menor población a la hora de implantar sus medidas.

La Red de Recarga que debe facilitar la movilidad de los vehículos eléctricos en la Comunidad autónoma, ha sido uno de los puntos que ha abordado hoy el Comité. Según contempla la Estrategia la Red será interoperable y con alrededor de 189 estaciones públicas de recarga eléctrica, rápida y acelerada.

De tal modo que se pueda disponer de un cargador en una distancia máxima de 50 kilómetros, en línea recta, y en carretera, cada 70 ó 75 kilómetros, como máximo.

Esta Red a su vez será completada por estaciones de recarga vinculadas a cada vehículo o flota de éstos, con una previsión total de 8.280 estaciones; así como con aquellas otras estaciones de recarga privadas de acceso público, restringido o no, que puedan instalarse adicionalmente.

Igualmente, se ha acordado consensuar el manual de señalética, cuya elaboración está a punto de concluir la Dirección General de Industria, Energía y Minas, y el Decreto de ayudas que en breve publicará la Junta de Extremadura para fomentar la compra de vehículos eléctricos.

En opinión del director general en el caso de los vehículos eléctricos todos ‘son ventajas’ ya que no contaminan, el coste de la energía es más reducido, las revisiones son más económicas, son silenciosos y sufren menos averías.

El gasto de recorrer 100 ó 120 kilómetros sería de entre 1 ó 1,5 euros por kilómetro con un coche eléctrico, ha señalado Ruiz, quien también ha recordado que el objetivo a alcanzar en el horizonte 2030 es que al menos el 10% de los vehículos matriculados sean eléctricos.

(Fuente: Junta de Extremadura)